Suspain no aceptará devoluciones de ningún tipo de productos, una vez suministrados a sus Clientes o puestos a su disposición. Excepcionalmente, Suspain podrá admitir devoluciones de productos estándares siempre que se cumplan todas y cada una de las siguientes condiciones:

  1. Que exista solicitud de devolución por el Cliente y Suspain a su vez la acepte por escrito.
  2. Que el producto devuelto se deposite por el Cliente en el almacén de Suspain en el plazo máximo de 7 días desde su entrega
  3. Que las devoluciones se realicen con el envase original, el material sin usar y en perfecto estado, acompañadas de la copia del albarán.
  4. Que el departamento de Recepción, Control y Calidad de Suspain den su conformidad al producto devuelto.
  5. Que el Cliente abone todos los gastos ocasionados por la devolución, así como cuantos daños y prejuicios pudieran haberse ocasionado a Suspain con tal motivo.
  • En cualquier caso Suspain se reserva el derecho a no aceptar la devolución, en especial si su mal estado se debiera a malas condiciones de almacenamiento, conservación, transporte o manipulación. Las devoluciones viajan por cuenta y riesgo del Cliente, salvo que se deban a un error o causa imputable a Suspain, en cuyo caso se precisa su aceptación escrita.
  • En ningún caso, se admitirán devoluciones de fabricaciones especiales, artículos mecanizados ni en general cualquier producto que no sea estándar.
  • Los Clientes revendedores son los responsables de su relación con el destinatario final y no pueden traspasar a Suspain ninguna responsabilidad derivada de acontecimientos posteriores a la entrega del producto, salvo lo dispuesto en los casos previstos expresamente por la ley.